Conozco a esta preciosa pareja desde que Álvaro estaba en la barriga de su mamá… Me encanta preparar las sesiones con Miriam porque me transmite mucho entusiasmo e ilusión… me encanta como brilla sus ojos cuando hablo con ella y cuando le capturo fotografías… En Navidad me visitó la mamá y el pequeño para una sesión, fue mágico hacerle fotos y enseguida me di cuenta de lo especial que era este niño… En esas fechas ya hablamos del reportaje en exteriores para Álvaro, así que este verano lo preparamos y nos fuimos al campo los cuatro. La sesión además de divertida y entrañable fue de nuevo mágica… ¡me he enamorado de este chiquitin!… Se hizo enseguida amiguito mio, no se me olvida como me miraba; con interés y con ganas de saberlo todo… Es fundamental hablar mucho con los niños, jugar con ellos, llevarlos al mundo de la fantasía y de la magia, motiváis su creatividad y la dulzura, vosotros lo lleváis por ese sendero lleno de colores, sois unos padres mágicos también.

GRACIAS en mayúscula por elegirme a mi para contar vuestra historia y convertirla en recuerdos para toda la vida.

ALVARO-1 ALVARO-2 ALVARO-3 ALVARO-4 ALVARO-5 ALVARO-6 ALVARO-7 ALVARO-8 ALVARO-9 ALVARO-10 ALVARO-11 ALVARO-12 ALVARO-13 ALVARO-14 ALVARO-15 ALVARO-16 ALVARO-17 ALVARO-18 ALVARO-19 ALVARO-20 ALVARO-21 ALVARO-22 ALVARO-23 ALVARO-24 ALVARO-25 ALVARO-26